1 de febrero de 2009

Cenaculo, el adios de los creadores de la cordura

Y dice "adios" el Sumidero , aún abrazo tu sombra y ni me entero
Sube y da vueltas y alcanza mirar pero no ve ni su sombrero.

La moneda ke gira se fue a su entierro aún llevo tus ojos como un incendio
Si detienen el mundo yo me bajo primero.. Pues se oye mejor akí en silencio...
Alcánzame esa luz : te kiero
No me la apagues ke aún no veo.

Y de akí, nos despedimos del Hospicio
Le damos las buenas noches a sus puertas sin nombre
a sus luciérnagas iluminadas de prisiones, de renuncias, de locuras!
de ventanas pekeñas y de causas perdidas
de niños reincidentes y de espejos destrozados.

A sacarle filo al corazón , a montar cada gota de lluvia
cada luz ke colapsa , cada voz ke se esconde en la nube más tibia y certera
en esa oscura armonía ciudadana
donde nos daremos...
un abrazo! y un salud!
...¡por los espejismos! ...¡por las hogueras!

por tu sonrisa ke la llevo como una encrucijada en bandolera
y porke a pesar de todo... aún te canto....... ¡locura!!


Regresar a Hospicios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja comentario o agradece no ¬¬?