1 de febrero de 2009

Historia de la moneda k fue lanzada y dio vueltas tantas veces Parte 3

La séptima casa, recogió las marcas
del hospicio lanzándome a la soledad de las
renuncias escupiendo una cicatriz en el cielo
naranja de su espejo.

Al este del recuerdo, se sentenciaban los verbos
comunicándose unos a otros sin salir de las
habitaciones preguntando si las olas llegan solas
o tienen algo kon la orilla ante los ojos del
viento.

Siento ke puedo correr hacia ti Siento ke puedo
burlar al celador de la cordura Siento ke he
sentido mis sentidos en las ventanas de los
buitres Y siento ke he perdido todo, menos la
razón.

La moneda fue lanzada y dio vueltas tantas veces
Ya la suerte estaba echada de reojo, de costado o
de frente Ta' prohibido un paso en falso pues el
tiempo se apresura "Ya no arañes
más el mundo ke el fantasma -ke no
perdona- ya llegó"

Enviábamos señales desde puertos
clandestinos abordando algunos guiños, tan
urgentes sobre naves sin destino Se ke tiene 100
verdades amarradas a su boca sin mediar palabra
alguna buscaremos en los rincones, debajo del
tiempo... la razón.

La séptima casa, recogió las marcas
del hospicio lanzándome a la soledad de las
renuncias escupiendo una cicatriz en el cielo
naranja de su espejo.

Al este del recuerdo, se sentenciaban los verbos
comunicándose unos a otros sin salir de las
habitaciones preguntando si las olas llegan solas
o tienen algo kon la orilla ante los ojos del
viento.

Siento ke puedo correr hacia ti Siento ke puedo
burlar al celador de la cordura Siento ke he
sentido mis sentidos en las ventanas de los
buitres Y siento ke he perdido todo, menos la
razón.

La moneda fue lanzada y dio vueltas tantas veces
Ya la suerte estaba echada de reojo, de costado o
de frente Ta' prohibido un paso en falso pues el
tiempo se apresura "Ya no arañes
más el mundo ke el fantasma -ke no
perdona- ya llegó"

Enviábamos señales desde puertos
clandestinos abordando algunos guiños, tan
urgentes sobre naves sin destino Se ke tiene 100
verdades amarradas a su boca sin mediar palabra
alguna buscaremos en los rincones, debajo del
tiempo... la razón.


Regresar a Hospicios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja comentario o agradece no ¬¬?